12 de junio de 2016

Rubén Núñez y líderes de la CNTE detenidos, Morena los defiende


Este domingo la Policía Federal trasladó al penal federal de Hermosillo, Sonora, a los líderes visibles de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en cumplimiento de órdenes de aprehensión que tenían libradas por un juez federal por diversos delitos. (Ver todos los detenidos de la CNTE)


La Policía Federal trasladó al penal federal de Hermosillo, Sonora, al líder de la sección 22 de la Coordinadora Rubén Núñez contra quien tenía una orden de aprehensión librada por un juez federal por diversos delitos.


Anoche, policías federales detuvieron a Rubén Núñez y Francisco Villalobos. El primero fue arrestado en un operativo realizado entre la PGR y la PF en Ecatepec, Estado de México y el segundo, en Oaxaca.

Funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad explicaron que el traslado se realizó durante la madrugada de este domingo.

Desde 2015, la PGR solicitó la aprehensión de diversos dirigentes de la CNTE por su presunta responsabilidad en delitos como  lavado de dinero y  actos vandálicos en las zonas en las que trabajan.


Algunos de los integrantes presos actualmente son Othón Nazariega y Efraín Gilberto Pérez, quienes pertenecen al Bloque Negro, el ala radical de la disidencia magisterial, la cual tiene bajo su control grupos de choque. Esta agrupación cometió vandalismo, robo y toma violenta de edificios en diversas zonas de Oaxaca como la Junta Distrital de Tehuantepec, las instalaciones de Petróleos Mexicanos y del Centro de Distribución y Almacenamiento “El Tule”.

Al respecto, el secretario de Asuntos Jurídicos de la sección 22 de la CNTE, Jerónimo Martínez Ambrosio, recriminó que no se dé información de forma pública respecto a las detenciones, advirtiendo que los delitos que se les imputan a Núñez y Villalobos son prefabricados porque no hubo orden de aprehensión de por medio.


"Los líderes de la sección 22 son presos políticos, son unos rehenes del gobierno federal y de Gabino Cué para desmantelar e imponer su reforma educativa federal", reiteró.

COMO FUE LA CAPTURA DE RUBEN NUÑEZ



A las dos de la mañana, un taxi de la marca Tsuru (¿del peje?), se estacionó frente al inmueble marcado con el número 32. Varias personas se acercaron al vehículo y hablaron con el conductor (¿sería Nico?)., “Iban y venían”, relató uno de los agentes que tomaron parte en el operativo.

El líder sindical salió al fin del edificio, en el que supuestamente se celebraba una asamblea nacional representativa. Parecía titubear. Lo acompañaban tres personas. Le dijo Núñez al taxista:
—¿Cómo estás, primo? Ya vamos a movernos para otro lado.
Abordó el taxi, con los sujetos que lo acompañaban.

El Tsuru enfiló hacia Lázaro Cárdenas, luego por la avenida de los Insurgentes, hacia el norte, y finalmente tomó la autopista México-Pachuca.
Los agentes que lo seguían dicen que les sorprendió que, en el contexto en el que la CNTE se hallaba esa noche —los gases lacrimógenos, los cohetones, los golpes, la sangre que había corrido en Oaxaca—, Núñez hubiera relajado de tal forma su círculo de protección. Decidieron marcarle el alto cuando el taxi circulaba por la zona de moteles que hay al inicio de la autopista.

Los acompañantes del líder de la Sección 22 relataron a la prensa que “tras evadir en dos ocasiones las camionetas blancas doble cabina que nos cerraban el paso, ya que pensamos que se trataba de un asalto, nos detuvimos en un lugar conocido como La Joroba, en los límites de las colonias Santa Isabel Tola y El Risco”. Afirmaron que personas que no se identificaron bajaron al conductor del taxi “con lujo de violencia, mientras que al profesor que acompañaba al maestro Rubén lo golpearon en la cabeza y le revisaron todas sus pertenencias, mientras exigía que les dijera dónde tenía las armas”.

A los ocupantes del taxi, según la versión de los maestros, les dijeron que “si también querían ser trasladados a Sonora” y los amenazaron con “ir sobre ellos” si denunciaban lo que había ocurrido. “Desconocemos el paradero del maestro Rubén y responsabilizamos al gobierno federal y local de su integridad física y psicológica”, señalaron.

Los policías federales relatan, por su parte, que al “solicitar” a los ocupantes del taxi que descendieran, Rubén Núñez, que viajaba en el asiento del copiloto, no pudo hacerlo. Dicen que el líder sindical articulaba palabras con dificultad. Le preguntaron si estaba bien. Dijo que sí. Lo ayudaron a subir a una camioneta. Ahí, le tomaron una foto.


Esa misma noche de gases lacrimógenos, cohetones, golpes y sangre corriendo en Oaxaca, Nuñez voló a Hermosillo y fue internado en un centro penitenciario, acusado por la PGR de lavar al menos 24 millones de pesos que venían de comisiones ilegales obtenidas de contratistas que prestaban servicios a sus agremiados.


ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR Y MORENA DEFIENDEN A NUÑEZ 

En conferencia de prensa en su campamento de La Ciudadela, los activistas se declararon dispuestos al diálogo con la Secretaria de Gobernación para acordar los términos de la abrogación de la reforma educativa, pero advirtieron que no están dispuestos a la “rendición”.

Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena, y dirigentes de diversas organizaciones sindicales, los líderes de la CNTE dieron detalles sobre la detención “arbitraria” de Núñez.



QUIEN ES RUBEN NUÑEZ

Maestros que cobran pero no trabajan. La PGR ya los investiga CLIC AQUI 

IEEPO desaparece en Oaxaca. Se le acabó el negocio a Núñez CLIC AQUI 

CNTE defrauda millones a la Federación, en beneficio de sus líderes CLIC AQUI


ULTIMA HORA:

PGR acusa a Rubén Núñez de lavado de dinero 

De acuerdo con reportes de fuentes federales, Rubén Núñez administró “recursos económicos de procedencia ilícita” que adquirió celebrando convenios ilegales con algunas empresas a quienes cobraba comisiones por la venta de sus productos entre agremiados de la Sección 22.

Además de Núñez también se detuvo a otros líderes sindicales por los delitos de robo agravado contra el consumo en la riqueza nacional.

.

Debido a la detención de Núñez, acusado de lavado de dinero, y Francisco Villalobos, secretario de organización de la sección XXII, acusado de robo, la CNTE está reorganizándose para mantener en pie su movimiento contra la reforma educativa.

Hasta el momento hay ocho líderes de la CNTE detenidos por delitos como robo agravado, lavado de dinero y daño de propiedad ajena.

El subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, Gilberto Higuera, dijo que falta detener a otros 24 maestros del magisterio.

¿Quiénes son los detenidos?

-Rubén Núñez Ginez: fue electo secretario general de la Sección XXII el 8 de septiembre de 2012 cuando Núñez venció al candidato del Istmo de Tehuantepec, Francisco Villalobos, por 149 votos. Antes de llegar a la dirección de la coordinadora, Núñez fue director de la Escuela Normal Lázaro Cárdenas, en el municipio oaxaqueño de Putla, de donde es originario, y maestros de varias escuelas primarias en ese estado. El principal líder de la CNTE fue detenido la madrugada del domingo por elementos de la Policía Federal y del Estado de México por una orden de aprehensión por el delito de lavado de dinero.
-Francisco Villalobos Ricardez: secretario de organización de la sección XXII de la CNTE. Compitió como candidato del Istmo contra Rubén Núñez por la secretaria general de la sección. Encabezaba una de las alas más radicales de la disidencia sindical, el grupo conocido como "Los pozoleros". Es el segundo al mando en la XXII y fue detenido el sábado en la noche en Salina Cruz, Oaxaca, por el delito de robo agravado.

-Othón Nazariega Segura: secretario de la Comisión de Seguridad de la Sección XXII y representante en la periferia de Oaxaca. Maestro en la primaria Lázaro Cárdenas en el municipio oaxaqueño de San Jacinto Amilpas. Fue detenido el 29 de octubre de 2015 en Oaxaca. La PGR lo acusa de ser probable autor en los delitos de robo agravado, contra el consumo y riqueza nacional y daño en propiedad ajena, en la toma de las instalaciones de El Tule, el robo de 10 mil libros de texto gratuitos y daños a instalaciones de la Octava Región Militar en la ciudad de Oaxaca.

-Efraín Picaso Pérez: líder del sector estatal de Valles Centrales de la sección 22 del SNTE en Oaxaca. Fue detenido el 29 de octubre de 2015 en Oaxaca. La PGR lo acusa de haber participado en el robo de 10 mil libros de texto gratuito. Según la PGR, participa como líder en las movilizaciones de la CNTE.

-Heriberto Margariño: líder regional en Oaxaca. Detenido el 10 de mayo de 2016 en Istmo de Tehuantepec. La PGR lo acusa por delitos de motín, contra el consumo y riqueza nacional y robo agravado en la toma de las instalaciones de la refinería Antonio Dovalí en Salina Cruz y del robo de 10 mil libros gratuitos propiedad de la SEP.

-Juan Carlos Orozco Matus: es el dirigente sectorial en el municipio oaxaqueño de Salina Cruz. Era maestro en la escuela Siglo XXI, en el municipio de San Pedro Huamelula. Fue detenido el 29 de octubre de 2015 en Oaxaca. La PGR lo acusa de los delitos de motín, daño en propiedad ajena y contra el consumo y riqueza nacional por su participación en la toma de las instalaciones de la Junta Distrital electoral en Tehuantepec.

-Roberto Abel Jiménez García: miembro de la Comisión Política de la Sección XXI. Maestro en la escuela secundaria "Rafael Ramírez" en el municipio de Ánimas Trujano, Oaxaca. Fue detenido el 29 de octubre de 2015 en Oaxaca. La PGR lo señala de haber participado en varios delitos del fuero común.

-Aciel Sibaja Mendoza: secretario de finanzas de la sección XXII. Fue detenido el 22 de abril, acusado de lavado de dinero por la PGR por haber recibido una comisión quincenal de 3.5 por ciento de comisión por las ventas y servicios que proporcionaban empresas locales a sus agremiados, mismo delito por el que se acusa a Rubén Núñez.

Los líderes de la CNTE en plantón de CdMx:

-Jerónimo Martínez Ambrosio: secretario de Asuntos Jurídicos de la Sección XXII. Dijo que solicitaron la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la detención de sus líderes.

-José Antonio Altamirano Ojeda: miembro de la Dirección Política Nacional de la gremial. Se quedó al frente del movimiento de la sección XXI en la Ciudad de México. Dijo que la detención de su dirigente Rubén Núñez es "una desaparición forzada", porque las personas que se lo llevaron no se identificaron.

-René Santiago Jesús: miembro de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG). Forma parte del campamento que la CNTE instaló en La Ciudadela. Dijo que hay 100 demandas federales contra maestros guerrerenses, "porque el Estado mexicano le tiene miedo a que crezca el movimiento". Y rechazó que su movimiento busque privilegios.

-José Raciel Gutiérrez: secretario de Relaciones Exteriores de la sección 18 de la CNTE en Michoacán. Dijo que el gobierno mexicano fabricó delitos contra los maestros para "acallar un movimiento tan importante como es el de la CNTE" y aseguró que no están "luchando por la defensa de los derechos constitucionales, ni por intereses privados".

-José Luis Escobar: es el vocero de la CNTE en Chiapas. Negó que fueron sus agremiados quienes raparon a seis maestros en Comitán y dijo que los responsables fueron miembros de una organización civil independiente.