9 de noviembre de 2016

Ganó Trump y la profecía se cumplió “Los Simpson” lo predijeron


La victoria de ayer de Donald Trump ya había sido anunciada en el año 2000 en un capítulo de “Los Simpson”, en donde Lisa Simpson se convierte en mandataria que sucede al magnate que era presidente de Estados Unidos. (ver video)


Así que la realidad superó a la ficción. Resulta que el magnate Donald Trump se convirtió en presidente de los Estados Unidos tal como lo aventuraron “Los Simpsons” hace la friolera de 16 años.

“Como saben, heredamos un déficit en el presupuesto del presidente Trump”, dice Lisa Simpson durante el capítulo “Bart to the future” (Bart al futuro), que se vio por primera vez el 19 de marzo del año 2000.

El capítulo relata un viaje al futuro que hace Bart, luego de conocer a un chaman en un casino indio. Allí se ve que Lisa se convirtió en presidenta de Estados Unidos.

En una reunión en el Salón Oval, Lisa habla con Milhouse y otros miembros e su gabinete. Da cuenta del déficit que reciben de la gestión anterior, la de Trump, y le pregunta a sus asesores qué tan grave es la situación. "Estamos en quiebra", sentencia Milhouse y, ante la sorpresa de Lisa, agrega: "Le recuerdo que la anterior administración decidió invertir en nuestros niños. Gran equivocación".

El capítulo pasó inadvertido en su momento, pero tomó trascendencia en los últimos meses cuando la candidatura de Trump ya era cosa seria. Incluso llegó a hablar sobre el episodio Dan Greaney, su guionista.
Según explicó, la idea de imaginar a Trump como presidente fue "una advertencia para Estados Unidos".

"Parecía lo lógico, como el último paso antes de tocar fondo. Lo emitimos porque era coherente con la visión que teníamos de que Estados Unidos se estaba volviendo loco", dijo Greaney en una entrevista que dio a The Hollywood Reporter en marzo pasado.

"Lo que necesitábamos era que Lisa se encontrara en una situación tan mala como fuera posible y por eso pusimos a Trump como su predecesor en el cargo", agregó.

Trump volvió a aparecer en Los Simpsons en un episodio del año pasado, cuando Homero, durante un acto de campaña del empresario, queda atrapado entre su pelo.