19 de diciembre de 2016

Andrei Karlov embajador Ruso muere baleado en Ankara


El embajador ruso en Ankara,Andrei Karlov, murió baleado este lunes en un ataque perpetrado en una galería de arte de la capital turca por un hombre que gritó "¡No olviden Alepo!". Una vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso confirmó el fallecimiento del diplomático, una de las repercusiones más graves del conflicto sirio en Turquía hasta la fecha.(Ver video)



El gobierno ruso es un aliado cercano al presidente sirio, Bashar Asad, y sus ataques aéreos fueron fundamentales para que las fuerzas sirias acabaran la semana pasada con la resistencia rebelde en la ciudad norteña de Alepo.

La agencia de noticias turca Anadolu informó que el agresor fue "neutralizado" poco después del ataque.

Las relaciones entre Moscú y Ankara estuvieron largo tiempo congeladas por el conflicto, en el que cada uno apoya a una facción opuesta.


El atacante iba bien vestido, con traje y corbata negros, y estaba detrás del embajador mientras hablaba en la muestra artística, dijo a Reuters una persona presente en el lugar.

"Sacó su pistola y disparó al embajador por detrás. Lo vimos tirado en el suelo cuando huimos", afirmó el testigo, que pidió no ser identificado.

Un camarógrafo de Reuters que estaba en el lugar indicó que los disparos continuaron un tiempo tras el ataque.


Un video mostró al agresor gritando: "¡No olviden Alepo! ¡No olviden a Siria!".
En medio del griterío provocado por su acción, en las imágenes podía verse al asaltante gritando mientras sujetaba la pistola con una mano y levantaba la otra en el aire.

En otra fotografía se veían a cuatro personas tiradas en el suelo, una de ellas posiblemente el embajador.

Rusia y Turquía están involucrados desde hace tiempo en el conflicto en Siria. Moscú es un férreo defensor del presidente sirio, Bashar Asad, a quien apoya con tropas y bombardeos aéreos, mientras que Ankara es un opositor a su régimen y ha recibido cerca de dos millones de refugiados desde que comenzó el conflicto en el vecino país hace casi seis años.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, que participa en contactos diplomáticos con Rusia en un intento por resolver la crisis de refugiados en Alepo, condenó el ataque.

No quedó claro de inmediato quién fue el autor del ataque. Militantes de Estado Islámico han estado activos en Turquía en los últimos meses, perpetrando atentados con bomba contra objetivos turcos.

En tanto, el gobierno de Estados Unidos condenó el ataque contra embajador, informó el Departamento de Estado en una nota oficial.

De acuerdo con el comunicado, Washington "condena este acto de violencia, cualquiera haya sido el origen. Nuestros pensamientos y oraciones están con él y su familia", se agregó en el despacho.