10 de febrero de 2017

Muere el H2 líder del cártel de los Beltrán Leyva


Identificados los abatidos en Tepic junto con el H2.  La lista la encabeza Juan Francisco Patrón Sánchez “El H2”, y Daniel Isacc Silva Gárate, “El H9”, ambos del cártel de los Belgtrán Leyva, no hay ningún menor de edad entre los muertos y solo queda uno por identificar (Ver video)


Solo falta identificar un cuerpo de los 16 delincuentes que fueron abatidos durante los enfrentamientos entre fuerzas federales y el cártel de los Beltrán Leyva en Nayarit, informó la Fiscalía General de Justicia del estado.

La lista que dio la dependencia, encabezada por El H2, es la siguiente:

Originarios de Sinaloa
-Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, 40 años de edad (Mazatlán).
-Daniel Isacc Silva Gárate, El H9, 35 años de edad (Mazatlán).
-Francisco Javier Sánchez Patrón, 31 años de edad (Mazatlán).
-Jesús Alfredo Zagaste Araujo, 28 años de edad (Guasave).
-Pedro Antonio Sánchez Patrón, 31 años de edad.
-Benigno García Delgado, 43 años de edad (Concordia).
-Marco Antonio Coronado Pereda, 25 años de edad (Mazatlán).
-Miguel Ángel Patrón Sánchez, 27 años edad (Mazatlán).
-Ismael García Figueroa, 22 años de edad. (Mazatlán).

Originarios de Nayarit
- Jaime Villela López, 33 años de edad (Tecuala).
-José Luis Talamantes Aguirre, 26 años de edad (Tepic).
-Adrián Alonso Velázquez Yáñez, 25 años de edad (Tepic).
-Antonio Félix Zepeda, 42 años de edad (Tepic).

Originario de Michoacán
-José Luis Castañeda Barragán, 46 años de edad (Nueva Italia).
-Sergio Loza Navarrete (no lo han identificado sus familiares).
Los cuerpos que han sido identificados ya fueron entregados a sus familiares por la Fiscalía de Justicia de Nayarit.

El operativo tenía como objetivo capturar a Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, presunto líder de los Beltrán Leyva, pero siempre "respondieron con fuego", dijo en una entrevista el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz.

Explicó que el helicóptero artillado, que se ve en un video difundido en redes sociales, fue utilizado solo para obligar a los cómplices de El H2 a bajar de la azotea, ya que tenían una vista privilegiada, de 360 grados, y "estaban causando mucho daño".

La aeronave realizó solo una ráfaga que no duró más de siete segundos, indicó.




Funcionarios del gobierno federal señalaron que además de Patrón Sánchez, siete pistoleros cayeron tras el enfrentamiento que se suscitó en la colonia Lindavista, localizada en la periferia de la capital nayarita.

Al verse sorprendidos, los delincuentes dispararon y lanzaron granadas de fragmentación contra el personal castrense que realizaba el operativo por tierra y aire, motivo por el cual las fuerzas armadas repelieron el ataque.


Funcionarios indicaron que El H2 fue abatido por los disparos que efectuaron marinos desde un helicóptero con una ametralladora calibre .50; en el operativo participó otra aeronave artillada de la dependencia naval.

El sujeto fue vinculado al ataque contra el convoy militar ocurrido el 30 de septiembre de 2016 en Culiacán, Sinaloa, cuando los federales escoltaban una ambulancia de la Cruz Roja que trasladaba a Julio Óscar Ortiz Vega, El Kevin, quien resultó herido previamente en un enfrentamiento en el municipio de Badiraguato.

En la agresión cinco militares fallecieron y diez resultaron heridos.

De acuerdo con las investigaciones, un policía ministerial llegó al lugar del ataque 13 minutos después de que se reportaron en el Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata de Sinaloa disparos con armas de fuego; luego acudieron al llamado más estatales y ministeriales, quienes acordonaron el área.

Horas más tarde, el general Alfredo Duarte Mujica informó que los sicarios que asesinaron a los militares presumiblemente estaba a las órdenes de los hijos del capo Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa; al día siguiente, José Refugio Rodríguez, abogado del capo, afirmó que Iván Archivaldo y Jesús Alfredo no tenían relación con el ataque.

El abogado dijo que este mensaje se lo hicieron llegar los hijos del capo a través de un familiar de ellos; asimismo, exigieron una investigación para que se demostrara que no fueron ellos quienes ordenaron el ataque.