24 de marzo de 2017

Spice o K2 ¡Droga muy peligrosa!


El pasado 20 de marzo, un joven neozelandés llamado Tuakeu Te, publicó un video en el que aparecen su hermana y el novio de ésta contrayéndose, chorreando saliva y con evidente malestar físico, debido a los efectos de una droga llamada spice o sales de baño. (ver video)



El video se ha hecho viral, y el joven ha señalado que su intención fue la de concientizar sobre las consecuencias del consumo de esta droga.

Pero, a ciencia cierta, ¿de qué sustancia se trata?


El 'spice', también llamado 'K2' o 'sales de baño', es una sustancia que pertenece al grupo de los cannabinoides sintéticos: sustancias químicas elaboradas —como su nombre lo indica— de modo sintético en laboratorios químicos, que contienen químicos vinculados con el THC —tetrahidrocannabinol, que es la sustancia psicoactiva de la mariguana— pero son mucho más potentes que ésta.

Estos químicos entran en una nueva categoría de drogas, llamadas "nuevas sustancias psicoactivas", y son rociados en mariguana seca que se consume fumada, o bien en presentación sólida para evaporarse o inhalarse mediante accesorios como vaporizadores o cigarrillos electrónicos.

Erróneamente se le conoce como "mariguana sintética", pues a menudo es rociado sobre ésta, pero el Instituto Nacional de Abuso de las Drogas de Estados Unidos advierte que, a pesar de algunas veces está etiquetada como una alternativa "segura" y legal a la mariguana natural, el 'spice' es mucho más poderoso y —como se aprecia en el video
— afecta el cerebro de modos imprevisibles, severos e incluso pone en riesgo la vida del usuario.



La sustancia en cuestión se está convirtiendo en un problema de salud pública en los Estados Unidos: según la Asociación Americana de Control de Envenenamiento por Sustancias, 11.4% de los jóvenes estadounidense en el último año de secundaria la han probado al menos una vez.

La razón de su popularidad, al parecer, tiene que ver con su novedad, su disponibilidad en el mercado y con el hecho de que se publicitan como sustancias legales. Sin embargo, se han reportado usuarios que sufren de alucinaciones severas, paranoia y convulsiones, y muchos de ellos terminan en los servicios de emergencia.

Ken Paxton, Fiscal General del estado de Texas, ha abierto un website
donde informa de los riesgos de consumir esta sustancia, y brinda algunas estadísticas: tan sólo en la ciudad de Houston, entre enero y noviembre de 2016 hubo alrededor de 1,400 llamadas a los servicios de emergencia por sobredosis de 'spice'.

 

.-