17 de julio de 2017

Cruz Azul 0 Porto 0 – Partido amistoso

Los Dragones no sacaron el fuego ayer en el estadio Azul y cayeron 3-2 en penales contra Cruz Azul. En el primer duelo de los Dragones en suelo mexicano lució más el show del medio tiempo, que destacó por la gran cantidad de fuegos artificiales, que el futbol desplegado por ambos equipos.


Eso sí, sirvió para que la Máquina se sacuda la presión de cara al arranque del torneo, en el que con la llegada de sus tres refuerzos esperan lograr el título.

Con el compromiso cumplido en la Ciudad de México, el conjunto portugués viajó al terminar el partido a Guadalajara, donde enfrentarán a Chivas, en el cierre de su gira por México. Quizás en tierras tapatías, el tequila y el actual campeón hagan soplar al dragón.


EL PARTIDO 

La expectativa por recibir al Porto fue proporcional en el estadio que en el aeropuerto a su llegada a la Ciudad de México. A pesar de los mexicanos que militan en el conjunto europeo, la convocatoria no fue la esperada. Los boletos sobre pasaron el bolsillo de los aficionados. Y es que el costo de las entradas no correspondió al nivel de juego, sobre todo en la primera mitad.

La figura fue Íker Casillas, eso, hasta antes de arrancar el encuentro. Una vez que se escuchó el silbatazo inicial el grito homofóbico, por el que cansaron de multar a México, se escuchó en cada despeje del guardameta español.

Los mexicanos Jesús Manuel Corona, Miguel Layún y Héctor Herrera vieron acción en la tierra que lo vio nacer. El más destacado fue el “Tecatito” Corona. Estuvo cerca de festejar un tanto. Sin embargo, lo más peligroso en el primer tiempo fue de Cruz Azul. Una jugada por la banda izquierda de la Máquina no fue concretada. El “Cata” Domínguez remató con la cabeza, pero se fue por encima del arco.

El Porto respondió con una jugada por la banda derecha. Jesús Manuel Corona hizo la carrera y llegó a los linderos del área, pero su disparo pegó por un lado. El trabajo del árbitro José Alfredo Peñaloza no fue bien visto por el técnico de la Máquina, quien no pudo contener sus reclamos y se fue expulsado. Fue todo en esta mitad.

Lució más el show del medio tiempo, que destacó por la gran cantidad de fuegos artificiales, que el futbol desplegado por ambos equipos.

EL COMPLEMENTO

Para la segunda parte, el técnico portugués sacó al guardameta español y al “Tecatito” Corona, sus jugadores más importantes y aclamados al momento. Los cementeros optaron más que por cambiar jugadores, cambiar su vestimenta y salieron con el segundo uniforme con el que jugarán el próximo torneo. Los gritos de la afición aclamado a Christian Giménez no se hicieron esperar. El estratega Paco Jémez, que terminó de ver el juego desde las escaleras que llevan al vestidor, cambió hombre por hombre. Sacó a Velázquez, Peñalba y Mena, e ingresó a Tocó, Silva y a Chaco. Pero estos ingresos tampoco mejoraron su funcionamiento.

Cruz Azul siguió perdiendo balones en cada salida y sufrió con los contragolpes del cuadro visitante. El espectáculo volvió a quedarse fuera del campo. Incluso, un resbalón del delantero brasileño dentro del área fue de lo más destacado en el complemento.

El alargue beneficio a los cementeros. El 0-0 en tiempo regular obligó a la tanda de penales, en la que Jair Peláez, tercer portero de la Máquina se lució.

Por Cruz Azul marcaron Aldrete, Silva y Méndez. Fallaron Chaco y Cauteruccio. Por los visitantes anotaron Oliveira y Herrera y fallaron Texeira, Rafa e Indi. Cruz Azul terminó por levantar una Copa, que si bien no tiene el mismo valor que el de Liga, puede ser de buen augurio.