26 de diciembre de 2016

Cómo reparar un control remoto


¿Tienes dificultad para cambiar los canales de la televisión?, no enciende, no funciona el volumen etc.etc. pues bien ¡Ya no tendrás que seguir tolerando botones defectuosos en tu control remoto! Si alguno de los botones de tu control ha dejado de funcionar, o tienes que presionarlo con mucha fuerza para que funcione, ¡esta solución es para ti!



El principal problema con el control remoto es la conductividad del teclado con tarjeta de circuitos.

Existen dos métodos el primero:

El Método1 

Usa un kit para reparar teclados de controles remotos 

 1

Usa un kit para reparar teclados de controles remotos. Valen la pena. En especial si tu control remoto es realmente muy caro o ya no se fabrica más. El kit. viene con una solución que es necesaria para cubrir con ella el teclado.

 2

Quítale las baterías al control remoto.

 3


Revisa el control remoto y quítale los tornillos que mantienen unidas sus dos mitades. Asegúrate de revisar el compartimento de las baterías y debajo de las etiquetas adhesivas y de las tapas deslizantes.
 4


Abre el control remoto usando un cuchillo desafilado o algo parecido.
Puede que tengas que insertar el cuchillo en la grieta que está a los costados o en los bordes del control remoto y usar tus manos para abrirlo.

 5


Una vez que hayas logrado abrirlo, anota todos los interruptores o piezas sueltas así sabrás dónde van cuando vuelvas a unir el control remoto.
En este punto puedes tomar una foto digital del control abierto así tendrás una imagen a la cual recurrir más tarde cuando vayas a armar el control nuevamente.

 6 


Limpia la tarjeta de circuitos y el teclado para eliminar la mugre y el aceite.
Después de limpiarlo, comprueba si el control ha vuelto a funcionar.
Es posible que el único problema haya sido la mugre.
Con un cepillo de dientes viejo y un poco de limpiador 409 podrás limpiar bien el teclado y la cubierta.
La mejor solución limpiadora para la tarjeta de circuitos es el alcohol. Simplemente frótalo sobre la tarjeta de circuitos usando una bola de algodón y espera a que se seque.

 


Sumerge un hisopo de algodón (vienen con el kit de reparación) en un poco de alcohol o acetona
(la acetona también viene con el kit para reparar teclados) y limpia todos los contactos negros que se conectan con la tarjeta de circuitos en la parte trasera del teclado de goma.

 8 


Aplica una capa de pintura conductora (incluida en el kit de reparación) en los contactos del teclado. La mejor forma de hacer esto es con un cerillo de papel (incluido en el kit de reparación).
Después de sumergir el cerillo en la pintura, aplica una delgada capa sobre los contactos de goma que están en la parte trasera del teclado de goma.

 


Espera algunas horas a que el control remoto se seque.
Es mejor dejarlo secar 24 hs.

 10


Arma nuevamente el control con mucho cuidado recordando poner todas las barras deslizantes y los objetos sueltos en el lugar donde estaban.

 11 


Coloca nuevamente las baterías y ahora tendrás un control remoto que funciona como nuevo.

 12 


Si no funciona, tal vez sea mejor considerar la posibilidad de comprar uno nuevo y tirar ese a la papelera de reciclaje.


 El método dos 

Usa papel aluminio

 1 


Anota cuáles son los botones que no funcionan.

 2


Abre el control remoto de la forma explicada en el método anterior.

 3 


Revisa el panel para ver si está contaminado. Observa especialmente los botones que no funcionan.
Si el panel está limpio, es probable que el contacto del botón de goma haya perdido su conductividad.

 4


Utiliza papel aluminio. Corta pedazos que quepan encima del contacto del botón de goma.

 5 


Usando pegamento de contacto instantáneo (tipo "Impact"), pega los pedazos de papel aluminio en los contactos de los botones de goma.

 6 


Arma nuevamente el control y pruébalo.


Consejos 

• Lleva la cuenta de todos los objetos sueltos que venían con el control remoto, incluyendo las barras deslizantes y los tornillos.
• Si la capa de pintura en los contactos es demasiado gruesa o la tarjeta no está bien limpia, la pintura conductora podría desprenderse y hacer que el control no funcione hasta que vuelvas a limpiar bien la solución en la tarjeta de circuitos.
Asegúrate de que el led infrarrojo esté funcionando. Usa un teléfono celular o una cámara de video y apunta el control remoto a la cámara. Observa a través de la cámara mientras mantienes presionado cualquier botón del control. Si el led infrarrojo está funcionando bien, deberá parpadear. Prueba también con otros botones. Si un botón está dañado, el led infrarrojo no parpadeará.
• Asegúrate de que el control esté bien limpio antes de aplicar la solución de pintura sobre el teclado.

Advertencias 

• ¡Ten cuidado de no cortarte con el cuchillo desafilado!
• Asegúrate de saber dónde van los tornillos y las demás partes sueltas dentro del control remoto. De esta forma podrás colocarlas nuevamente en su lugar cuando vuelvas a armar el control remoto.
• Si abres tu control remoto y notas que la tarjeta de circuitos está quebrada, entonces usar este tutorial sería una pérdida de tiempo: es esa la razón por la cual no funciona el control.

Cosas que necesitarás 

• Control remoto roto
• Kit para reparar teclados de controles remotos
• Cuchillo desafilado, o algo que puedas usar para abrir el control remoto
• Destornillador
• Limpiador multiusos, por ejemplo, 409
• Paño o trapo para secar
• Cepillo de dientes viejo para limpiar el interior del control remoto
• Hisopos de algodón (incluidos en el kit de reparación)
• Solución limpiadora (la acetona viene incluida en el kit de reparación)
• Cerillo de papel para aplicar la pintura (incluida en el kit de reparación)
• Pintura conductora para aplicar una capa sobre el teclado (incluida en el kit de reparación)
Una cámara de video o cámara del celular para revisar el led infrarrojo